Ilustraciones personalizadas: Retratos por encargo


Buscar un regalo atractivo y sorprendente es el objetivo que se marcan cada año miles de personas al comienzo de las fiestas navideñas. Y es que lo auténtico y genuino tiene un valor añadido especial. Un toque diferente que rompe con lo cotidiano y monótono y convierte un regalo en un detalle especial, únicamente creado para la persona que recibe dicho regalo. ¿Qué mejor manera de sorprender que regalando un retrato personalizado realizado con la técnica de la acuarela? Sin duda alguna, se trata de una propuesta para toda la vida.

Encargar un retrato personalizado tiene un encanto especial. Antes de empezar es importante que el artista conozca lo mejor posible a la persona a retratar. Por este motivo, se recomienda enviar distintos tipos de fotografías y realizar un cuestionario con una serie de preguntas personales. El objetivo es ayudar a que el artista pueda plasmar con total libertad su idea sobre la persona retratada. Un retrato que nace desde el alma, del interior de la persona y se plasma a través de la belleza y el colorido de la acuarela. Estas ilustraciones personalizadas se convierten en una excelente forma de detener el tiempo.



Como no podía ser de otra manera, estos trabajos se realizan en papel de acuarela de 300 gr. Un precioso acabado que le otorga una textura delicada y clásica. Además, la calidad de este tipo de papel propicia que la acuarela se mantenga como nueva durante mucho tiempo, siempre y cuando se manipule de una forma delicada y se cuide debidamente. Respecto al tamaño, lo normal es encontrarse con tres medidas estándar: papel A4, papel A3 y papel A2. Tres opciones que permiten a cualquier persona enmarcar estas acuarelas de una forma cómoda y en cualquier tipo de establecimiento especializado. Estos diseños combinan a la perfección con una gran variedad de marcos.


Una de las mayores preocupaciones a la hora de encargar estas ilustraciones personalizadas es el sistema de envío. Estas acuarelas se protegen dentro de un sobre de papel reciclado que contiene una lámina de cartón, impidiendo que el sobre y la acuarela se puedan doblar. Una forma segura de recibir en el hogar un regalo único y muy personal.

Y por supuesto, este tipo de ilustraciones personalizadas tienen un precio muy atractivo y nada prohibitivo. Una propuesta asequible para disfrutar de un autoregalo o sorprender a esa persona que tanto adora las sorpresas que nacen desde el alma.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados